Bañada por las cálidas aguas del mar Mediterráneo, al sur de España se encuentra la ciudad de Benidorm.

Lo que tiempo atrás fuera un humilde pueblo de pescadores se ha convertido en uno de los destinos turísticos más visitados y cosmopolitas de la península ibérica, recibiendo cada año a millones de vacacionistas. Todo esto se debe en gran medida a que en Benidorm puedes encontrar  la combinación ideal para las vacaciones de tus sueños: magníficas playas y un clima envidiable durante casi todo el año.

¡Envíe su solicitud hoy y obtenga su autorización ETIAS por correo electrónico

Si estás buscando el sitio perfecto donde disfrutar de estas bondades de la naturaleza puede que esta ciudad sea la opción indicada. Seguidamente te comento cuáles son sus mejores playas.

  • Playa de Poniente:

Poniente es una de las playas urbanas más tranquilas de la ciudad. Con su amplia franja de arena y sus más de 3 kilómetros de longitud se presenta como uno de los mejores sitios donde pasar un rato agradable.

Cuenta con todas las comodidades de una playa de su tipo, dígase duchas, baños, alquiler de sombrillas y tumbonas. Además en su paseo marítimo se reúnen una amplia variedad de bares y restaurantes. Es de fácil acceso desde la calle y cuenta con óptimas condiciones para personas con movilidad reducida. Del mismo modo en este sitio encontrarás locales habilitados donde se facilita el alquiler de equipos de ocio para el entretenimiento de los visitantes.

Marque aquí si es elegible para ETIAS.

Un dato curioso sobre este lugar es que gracias a su posición, tanto en invierno como en verano pueden disfrutarse unas magníficas puestas de sol hasta bien entrada la tarde.

  • Cala Tío Ximo:

Como había comentado al principio, Benidorm es una ciudad cosmopolita que se caracteriza por recibir millones de visitantes durante todo el año. Si deseas alejarte del ajetreo que esto representa el lugar ideal para hacerlo es la Cala Tío Ximo.

Esta pequeña playa es el destino perfecto para los amantes del contacto directo con la naturaleza. Ubicada dentro del Parque Natural de la Sierra Helada, presenta un paisaje de incomparable belleza protagonizado por sus cristalinas aguas de color azul intenso rodeada de acantilados.

Sin embargo, el acceso a ella no es cómodo y es necesario que conozcas que no cuenta con los servicios de una playa urbana aunque en la temporada estival sí encontrarás salvavidas cuidando del lugar.

  • Playa de Levante:

La playa de Levante es una de las más populares de Benidorm y cuenta con 2 kilómetros de longitud y una amplitud de 50 metros de arenas doradas.

Es una playa de aguas claras y poco profundas, que se ofrece como el sitio perfecto para disfrutar de una jornada en familia donde hasta los más pequeños pueden divertirse en confianza.

Se encuentra rodeada de numerosas edificaciones y gracias a esto el acceso a ella es muy cómodo. Además tiene creadas todas las condiciones para que las personas con movilidad reducida se sientan a gusto.

Como todas las playas de su tipo, la de Levante cuenta con duchas, baños y demás comodidades para garantizar una magnífica estancia a sus visitantes.

  • Playa de Mal Pas:

En este caso te presento otra de las playas urbanas de Benidorm. Aunque no es tan larga como la de Levante o la de Poniente, este lugar también brinda las mejores condiciones para que sus visitantes se sientan a gusto.

El acceso a ella es muy cómodo ya que se encuentra cerca del centro de la ciudad y se puede llegar caminando fácilmente. Sus aguas calmas, cristalinas y poco profundas invitan a disfrutarla con tranquilidad y además, gracias a su posición cuenta con un excelente fondo marino, ideal para los amantes del buceo.

No obstante, si te gustan los deportes como el buceo o snorkeling y no tienes formación al respecto no te preocupes, en sus alrededores encontrarás varias instalaciones donde puedes recibir instrucciones y todo el equipo necesario para ello.

Aun tratándose de una playa urbana hay que destacar que no es tan concurrida, por lo que si estás buscando tener momentos de relajación sin alejarte mucho de la ciudad la playa de Mal Pas es el sitio idóneo para hacerlo.

  • Cala La Almadrava:

La cala Almadrava es otro de los lugares perfectos en Benidorm para los que buscan tranquilidad y contacto directo con la naturaleza.

Se destaca por presentar una formación de arena fina y rocas y alberga un fondo marino de increíble belleza, excelente para los que aman los deportes subacuáticos.

Durante la temporada alta se ofrecen servicios de vigilancia así como alquiler de sombrillas y tumbonas. Sin embargo al encontrarse aislada de la ciudad, el acceso a ella puede resultar un poco incómodo.

Vea también: 7 cosas que hacer en Berlín.

Benidorm es sin dudas un destino perfecto para disfrutar al máximo de unas vacaciones que guardarás como la mejor de tus experiencias. Si lo que buscas para tu descanso es un ambiente natural y rodeado de mar, aquí encontrarás playas para todos los gustos, garantizándote desde este momento que superarán todas tus expectativas.