Al estudiar las características de la gastronomía típica de Hungría, es posible reconocer en ella la influencia de cocinas de todas partes del mundo. La elaboración de sus platos tradicionales se encuentra marcada por técnicas e ingredientes de Asia, Europa y parte de América.

Dicho lo anterior, también hay que destacar que las recetas más distintivas de la gastronomía húngara se identifican por sus aromas y sabores. En la mayoría predominan ingredientes como la carne roja, la patata y el maíz, enriquecidos además con ajo, cebolla y pimentón. De igual modo, los lácteos juegan un rol protagónico en sus preparaciones siendo la leche, el requesón y la crema agria los más utilizados de este grupo.

Si eres amante del arte culinario y te interesa conocer los platos que identifican la comida típica de Hungría, en nuestro artículo te presentamos sus elaboraciones más famosas.

Tarta Dobos

Comenzamos por una de las representaciones más dulces de la gastronomía típica de este país. Nos referimos a la Tarta Dobos, creada por el magnífico pastelero húngaro József C. Dobos en 1884. En su momento, dicha receta revolucionó el mundo de la repostería ya que se trataba de un postre completamente distinto a todos los existentes hasta ese año. Por tal motivo, su popularidad se extendió a nivel internacional convirtiéndose en una de las tartas preferidas de la realeza de la época.

Si fuéramos a describirla, podríamos decir que se trata de un pastel de cinco capas de bizcocho elaboradas de manera individual. Cada capa debe separarse con una crema a base de mantequilla y chocolate cuya cubierta se prepara con caramelo glaseado. Un detalle interesante sobre la misma podría ser su decoración, ya que no reproduce el estilo típico de los pasteles, sino que se presenta en formas triangulares hechas de caramelo.

Főzelék

Continuamos nuestro viaje por la gastronomía húngara con una elaboración que goza de gran popularidad en el país. Se trata del Főzelék, una preparación a base de verduras en la cual suelen aparecer como ingredientes principales repollo, pimiento verde o morrón, chucrut, patata, lenteja, zanahoria, calabacín, setas, espinacas, judías blancas o verdes, colirrábanos, tomate y guisante.

Hacer esta receta no es complicado. Se cocinan todos los ingredientes a fuego lento agregándole zumo de limón y pimentón. También puede añadirse a su preparación harina y crema agria y suele servirse como plato principal para quienes prefieran comida más saludable. No obstante, en muchos establecimientos lo utilizan para acompañar recetas de carne.

Aunque se trata de una receta de origen humilde, usualmente consumida solo en las casas, en los últimos años ha tenido un renacimiento. Actualmente podemos encontrar Főzelék como parte del menú de destacados restaurantes húngaros, incluso existen locales dedicados exclusivamente a su elaboración.

Pörkölt

Otra deliciosa elaboración que identifica la comida típica de Hungría es el Pörkölt. Nos referimos a un plato de fácil preparación cuyos orígenes se remontan a finales del siglo XIX y que suele ser reconocido como una versión del Gulasch. Debido a su delicioso sabor, su receta ha sido reproducida en diferentes partes del mundo, sobre todo en países europeos.

Como el gulasch, se trata de un plato de carne cocida que, dependiendo de la región donde sea elaborado será carne de cerdo o res, aunque también es común verlo preparado con carne de aves de corral. Su cocinado lleva pimentón en polvo, cebolla, pasta de tomate o tomate, comino de prado y chile. En muchas ocasiones suele servirse caliente, acompañado de algún tipo de pasta, pan y vino tinto.

Es importante mencionar que del Pörkölt existen numerosas variantes, siendo la elaborada con tripas una de las más gustadas. De ella podemos destacar que su sabor le aporta gran distinción dentro de la gastronomía típica de Hungría.

Halászlé o Fisherman’s soup

Una de las características que distinguen a este plato típico de la comida de Hungría es su intenso sabor. En este apartado nos referimos al Halászlé, una sopa picante de pescado aderezada con bastante pimentón.

Se trata de un plato muy atractivo, identificable por su exquisito aroma a mar y su color rojo brillante. Para su elaboración se emplean recortes de peces de río (sobre todo de carpas), abundante pimentón picante y se cuece a fuego lento con cebolla roja, tomate y pimiento verde. Se sirve el caldo colado al cual se agregan dos filetes de carpa y las huevas cuando aún la sopa está hirviendo.

Tal es la popularidad de esta deliciosa receta que existen concursos dedicados a su preparación, desarrollados generalmente en ferias a lo largo de la costa. Es, además, un plato tradicionalmente consumido durante la cena de Nochebuena en Hungría.

Por último, nos gustaría señalar que existen numerosas variantes alrededor del mundo. Sin embargo, es uno de los platos europeos más picante del continente.

Kürtőskalács

Nos gustaría terminar nuestra lista de comida típica de Hungría como la empezamos, con un ejemplar dulce de los más distintivos de su gastronomía. Nos referimos en este caso a Kürtőskalács, un pastel especiado que también es muy gustado en Rumanía.

Para su elaboración suelen enrollar la masa bien espolvoreada con azúcar en cilindros de madera y cocinarla de esta manera en hornos especiales. Una vez terminada su cocción, los ¨rollos caramelizados¨ resultantes se rebozan con azúcar, canela, trozos de chocolate, azúcar de vainilla, nueces, almendras, etc.

Este delicado postre puede encontrarse con otro nombre en distintas regiones de Europa, así como también existen versiones del mismo alrededor del mundo. Sin embargo, lo que no varía es su esencia y el delicioso sabor que lo caracteriza.

Hasta aquí nuestro listado de platos típicos de la cocina húngara. No obstante, debemos destacar que el recetario de elaboraciones tradicionales de este país es muy amplio, en el cual existen preparaciones conocidas en todo el mundo.