Berlín es la capital de Alemania y la ciudad más poblada del país y de toda la región de Europa Central. Dividida en dos tras la nefasta Segunda Guerra Mundial y reunificada tras el derribo del muro de Berlín en 1989, esta ciudad es uno de los centros culturales y artísticos más grandes del continente.

Asimismo, goza del título ciudad mundial por su importancia en los ámbitos políticos, eco

nómicos y sociales a nivel mundial, además de ser considerada como ciudad creativa por la UNESCO por el excelente potencial y artístico cultural de la región, gracias al interés del gobierno nacional y local en estos dos aspectos.

Primero que todo, si eres uno de esos entusiastas que sueña con viajar a Europa en algún momento de su vida, te contamos que en un plazo de tres años aproximadamente entrará en vigencia la autorización ETIAS o visa ETIAS como requisito de ingreso obligatorio para todos los extranjeros que quieran hacer pie en el espacio Schengen (territorio al que pertenecen la mayoría de los países de la Unión Europea).

La ETIAS visa será un documento que le permitirá a las autoridades migratorias europeas saber más información acerca de sus visitantes, incluso antes de que lleguen a la frontera de los respectivos países.

Pero tranquilo, este documento se podrá solicitar desde la comodidad de tu casa vía internet, por lo que te recomendamos visitar nuestro portal para que te enteres de todos los detalles referentes a esta nueva medida

que se aplicará a partir del año 2021.

Dicho esto, aquí te dejamos la lista.

  1. Observar la puerta de Brandemburgo.

Uno de los símbolos más representativos de la historia alemana, pues es reconocido como estandarte de la reunificación de la nación. Contrario a las estructuras de otros países, esta puerta no es un Arco del Triunfo, sino que servía como acceso principal a la ciudad durante el siglo XVIII.

  1. Contemplar la altura de la Columna de la Victoria.

Pasamos de ver un símbolo de la reunificación, a disfrutar de un símbolo de victoria de la nación alemana. Se erigió con el fin de conmemorar el triunfo de Alemania contra Prusia en la batalla de 1864.

  1. Recorrer la plaza Postdaner.

Una de las postales más modernas que te llevarás de esta ciudad actualmente liberal, pues está rodeada de edificios con diseños modernista que son sencillamente un espectáculo a la vista, tanto para los aficionados de la arquitectura como para los que se dediquen a otra profesión.

  1. Un viaje espiritual en el Monumento a los Judíos Asesinados.

Este enorme lugar rinde tributo a todas las víctimas fatales que perdieron la vida bajo las inhumanas prácticas del nazismo liderado por Adolf Hitler. Visitar Berlín y no apreciar este monumento histórico es irse sin saber todo el daño que las malas políticas y mentes cerradas le pueden hacer