En la actualidad, Pompeya es uno de los destinos turísticos más visitados de toda Italia, debido a la gran alta carga histórica que aloja, pues ofrece un paisaje único en el mundo, que se ha generado a causa de una gran tragedia, una erupción volcánica que destruyó prácticamente toda la ciudad en el siglo I después de Cristo.

Sin embargo, antes de que la oscuridad se posara sobre sus calles, Pompeya era una ciudad que día a día ganaba más relevancia desde el punto de vista territorial, ya que gracias a su ubicación servía como pueblo de paso hasta Roma, lo cual provocaba el aumento de las actividades comerciales en la zona, algo fundamental para sostener a las sociedades de antaño.

Por otro lado, dicha ubicación era un arma de doble filo para los habitantes de la ciudad, pues esta región del actual parque Nacional Vesubio de Italia posee una alta actividad sísmica, por lo que sismos de menor y mayor grado azotaron de forma continua a la ciudad.

De hecho, durante el transcurso del año 56 ocurre la primera gran tragedia natural que afectó gravemente a la ciudad de Pompeya, hablamos de un fuerte terremoto que fue capaz de destruir gran parte de esta ciudad y muchas que se encontraban en sus adyacencias.

Con el esfuerzo de todos sus habitantes, la ciudad logró levantarse en las siguientes casi dos décadas, aunque no del todo, momento en el que ocurrió la segunda y peor tragedia en toda la historia de Pompeya, la erupción del volcán Vesubio.

Según los historiadores, este fatídico hecho tuvo lugar el 23 de Noviembre del año 79 (otros sostienen que fue el 24 de agosto del mismo año), fecha en la que la ciudad de Pompeya se vio cubierta por la lava ardiente de este volcán, acabando con la vida de aproximadamente 2000 personas y sepultando por completo bajo una gruesa capa de ceniza a las ciudades de Pompeya y Herculano.

Luego de este trágico suceso, se pensó por muchísimo tiempo que todas las estructuras de ambas ciudades se habían destruido completamente, hecho que fue desmentido al iniciar trabajos para fabricarle un nuevo curso al río Samo, cuando el famoso arquitecto Fontana se encontró con partes de la ciudad muy bien conservados bajo las cenizas.

Una gran cantidad de trabajos de arqueología han sido realizados sobre esta zona, sin embargo, el más llamativo e impresionante de todos provino de la mente del arqueólogo Giuseppe Fiorelli, quien al darse cuenta de que la ceniza conservaba figuras y formas al momento de ser levantada, sugirió que dichos agujeros se rellenaran con yeso para poder ver con mayor claridad de que se trataban las formas.

Esta práctica ideada por Fiorelli dio como resultado uno de los atractivos más grandes e impresionantes de las ruinas de Pompeya, ya que dio la posibilidad de poder recrear en yeso diversos cuerpos humanos que representan el terror y el miedo que sintieron los habitantes de la ciudad momentos antes de morir.

El mejor lugar para contemplar esto es en el denominado Jardín de los Fugitivos, en el que los visitantes podrán observar claramente como los antiguos residentes de la ciudad se resignaron a morir ante la erupción volcánica. En algunos cuerpos se puede notar cómo intentaban tapar su nariz para no inhalar la toxicidad del aire o simplemente como se desplomaban ante la falta de oxígeno.

Por otro lado, el estado de conservación de las construcciones de Pompeya representa una inmejorable oportunidad para poder contemplar el antiguo estilo arquitectónico romano que se instauró en estas tierras tras su conquista. Además, algunos de las casas o tiendas aún tienen mensajes o letreros que dejan muy en claro cómo era la vida cotidiana de la ciudad antes de que fuera devastada.

Nombrado como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, junto a las ruinas de Herculano y la Torre Annunziata, Pompeya es un destino turístico que solo Italia puede ofrecer, un paraíso de temática post apocalíptica que los más curiosos disfrutarán de principio a fin.

Si te ha parecido interesante la historia y todo lo que tiene por ofrecer Pompeya, te contamos que a partir del año 2020 la mayoría de los países de Europa estará aplicando una nueva política que controlará el ingreso de las personas hacia su territorio.

Conocida como autorización ETIAS o visa ETIAS, este documento le permitirá a las autoridades de cada país verificar si cada persona que ingresará a su territorio es o no apta para acceder, con criterios de salvaguarda de la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos. Si tienes planeado viajar pronto a Europa, lo mejor es que vayas a nuestro portal y te informes acerca de la ETIAS visa y los requisitos que debes tener para poder solicitarla, te adelantamos que será un proceso rápido y sencillo, por lo que no perderás tu tiempo al aplicar.