Como documento que certifica la identidad y nacionalidad de una persona fuera de su país de origen y que nos permite trasladarnos legalmente a nivel internacional, todos reconocemos la importancia de un pasaporte.

Desde su creación hasta la actualidad, como es de suponer, sus características han ido cambiando. Sobre todo con el objetivo de perfeccionar aquellas que permiten a las autoridades reconocer su autenticidad. Debido a la necesidad de llevar a cabo controles más rigurosos, muchos países han establecido pasaportes electrónicos, también conocidos como e-Passport o pasaporte biométrico. Su principal particularidad es la incorporación de un chip que contenga los datos biométricos relativos a la imagen facial del titular del mismo.

De tal modo, falsear este tipo de documentos se vuelve prácticamente imposible y además, contribuye a la agilización de las filas de pasajeros en los puestos de migración de los aeropuertos.

Contar con un pasaporte que nos permita acceder a determinado número de países sin necesidad de visado o con visado a nuestra llegada, representa para cualquier persona una gran ventaja. En muchas ocasiones, gracias a esto solo debemos gestionar un permiso electrónico de viaje y no preocuparnos por los tediosos trámites que requiere una visa.

Podemos decir que a día de hoy los pasaportes son valorados con más o menos poder en dependencia de la libertad de viaje que tengan los ciudadanos que los posean. Gracias a la información recopilada por diferentes organismos dedicados a investigar estas cuestiones, contamos con la posibilidad de obtener una apreciación bastante exacta al respecto.

Para ello muchas personas consultan ¨Henley Passport Index¨, reconocido índice llevado a cabo por la empresa Henley & Partners. En el mismo se establece un ranking mundial con los países organizados a partir de los datos obtenidos por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) con respecto al nivel de acceso de sus pasaportes.

Encabezando los rankings de pasaportes más poderosos del mundo encontramos los pertenecientes a Japón y Singapur. Cada uno de ellos tiene permitida la entrada a 190 países sin necesidad de obtener un visado para hacerlo.
Alemania, Finlandia y Corea del Sur le siguen en el segundo lugar, ya que sus documentos de viaje tienen permitido el acceso a 187 naciones.
Los ciudadanos de Dinamarca, Italia y Luxemburgo pueden ingresar sin necesidad de visado a 186 estados mientras que Francia, España y Suecia a 185.
Cabe destacar que hace alrededor de 5 años los pasaportes del Reino Unido y Estados Unidos han dejado de ubicarse en los primeros puestos de las listas que nos ocupan. Debemos mencionar que en la actualidad se encuentran en el sexto lugar de los rankings y tienen libre acceso a 183 naciones cada uno.
Como has podido apreciar, Alemania cuenta con el pasaporte más poderoso de Europa y hasta hace muy poco tiempo también se alzaba como el más valioso del planeta. Sin embargo, no podemos decir lo mismo del perteneciente a Croacia, que se identifica como el menos ventajoso de la Unión Europea y con el cual se pueden visitar libremente 167 estados.
Por otro lado, no queremos dejar de mencionar los pasaportes más valiosos pertenecientes a países de América Latina. De ellos hay que destacar al chileno como el más poderoso. Este documento de viaje permite a quienes lo posean visitar sin restricción 174 países. Lo siguen los pasaportes de Argentina (170), Brasil (169) y México (157).

Afganistán, Irak y Siria aparecen en los últimos puestos en gran parte de los rankings. Sus pasaportes se valoran como los menos poderosos del mundo, permitiendo a sus ciudadanos viajar sin restricción de visado a 25 países en el caso de Afganistán, a 27 naciones para los iraquíes y a 29 para los sirios.

Debido a que esta información puede variar dependiendo de la puesta en marcha de tratados internacionales que influyan sobre el estado de una autorización de viaje, es recomendable consultar fuentes confiables con regularidad para mantenernos actualizados al respecto.

Es indudable la importancia de los pasaportes con libertad para acceder a la mayor cantidad de naciones. Tener conocimiento sobre los lugares que podemos visitar con nuestro documento de viaje sin necesidad de solicitar una visa que nos permita la entrada, nos puede servir de ayuda para facilitar nuestros trámites en este sentido.

De igual modo, queremos destacar que obtener un pasaporte puede traer otras ventajas. Nos referimos a que en muchas ocasiones al solicitarlo se requiere presentar otros documentos de identidad tales como actas o certificaciones de nacimiento, cédulas de ciudadanía, etc. Este sería un momento perfecto para corroborar que tenemos todos nuestros papeles en orden y subsanar cualquier error que aparezca.

Por último, nos gustaría resaltar la importancia de mantener nuestro pasaporte en vigencia. Muchas veces no tenemos en cuenta este detalle hasta que no hacemos uso del mismo y al necesitarlo, se convierte en un contratiempo. Verificar tales datos nunca está de más y puede evitar que se arruinen nuestros planes de viaje en el último minuto.