Al hablar de los principales destinos turísticos de Grecia, no podemos dejar de mencionar a Zagori o Zagorohoria, como también se le conoce. Su singular belleza y el encanto casi hipnótico de su accidentado paisaje son las características por las que cada año miles de turistas deciden conocer la región.

Ubicada en los montes Pindos, dicha localidad griega está conformada por 46 villas. Se trata de aldeas conectadas a través de rutas que atraen a senderistas y ciclistas de todas partes del mundo. Viajeros que encontrarán en verano refrescantes ríos, ideales para aliviar el calor, en otoño hermosos colores de cálidos tonos, en invierno un paisaje protagonizado por la nieve y en primavera una fiesta de colores que inunda el ambiente de contagiosa alegría.

Podemos decir que Zagori es reconocida por sus pintorescos pueblos de piedra, puentes construidos de manera magistral y antiguos monasterios. Todo ello acompañado de un extraordinario entorno natural que juega un rol protagónico dentro de sus encantos y embellece aún más las villas que la conforman.

Monodendri

Una de las villas más hermosas de Zagori es, sin dudas, Monodendri. Ubicada a 41 km al norte de la ciudad de Ioannina, se distingue por sus edificaciones de piedra y en especial por contar con un paisaje de exhuberante belleza.

Quienes decidan visitarla, encontrarán esta aldea a más de 1000 metros sobre el nivel del mar y descubrirán que se trata de una de las más visitadas por quienes deciden conocer esta región griega.

Como principales atractivos podemos mencionar el Monasterio de Agia Paraskevi, edificado al borde de un precipicio desde donde se inicia una de las rutas que atraviesan la Garganta de Vikos. Este desfiladero, recogido por ¨Guinness World Records¨ como el más profundo del mundo, es otra de las maravillas que engalanan Monodendri y que le aportan aun más encanto, si cabe.

Mikro Papigo

Al extremo norte de la Garganta de Vikos se encuentra otro de los exuberantes pueblos de montaña que forman parte de la región de Zagori. Su especial encanto conduce a través de pintorescas calles y construcciones de piedra, mostrándonos la tradicional arquitetura griega de este tipo de localidades. Eso sí, como su nombre lo indica, se trata de un pueblo pequeño que puede recorrerse facilmente a pie. Podemos decir que es un lugar ideal para descubrir tradiciones y platos típicos de la región.

Los amantes de los deportes de aventura, en especial del senderismo, tendrán a su disposición numerosas rutas que tienen en Mikro Papigo su punto de partida. Muchas de ellas recorren el Parque Nacional Viko-Aoos, deleitando a quienes se animen a hacerlas con paisajes de extraordinaria belleza.

Megalo Papigo

A aproximadamente 10 km de Mikro Papigo y también rodeado de majestuosas montañas, se encuentra Megalo Papigo, otra de las villas que no te puedes perder si visitas Zagori. Al igual que la aldea descrita con anterioridad, sus estrechas calles permiten al visitante deleitarse con la arquitectura típica de la región. Nos adentran en un pueblo que parece detenido en el tiempo, con casas hechas de piedra y techos de lajas de pizarra. Eso sí, casi siempre decoradas con plantas y flores que le aportan mucha alegría y resaltan su peculiar atractivo.

Si bien recorrer el pueblo puede resultar tentador, descubrir los encantos naturales que lo rodean constituye igualmente una verdadera aventura. Son varios los senderos que pueden ser recorridos partiendo desde Megalo Papigo y que atraviesan entornos naturales impresionantes. Desde la villa se accede a ríos y bosques espectaculares con áreas preparadas para acampar y a monasterios e iglesias que dan buena cuenta de lo interesante que resultan las visitas a este encantador sitio.

Vitsa

A 955 m de altitud se ubica Vitsa, una de las villas más grandes de Zagori. Su localización, cercana a la Garganta de Vikos y el Monte Pindo, la convierten en un punto de partida ideal para disfrutar de sus encantos naturales.

Cuenta además con interesantes monumentos considerados parte de su patrimonio más valioso. En tal sentido, podemos destacar como visitas imperdibles el puente de doble arco de Missios (1748), la iglesia del Monasterio de los Profetas Elías de Stavropegiac (1632), la iglesia de Agios Georgios o de los Taxiarches (1607) y la iglesia del Tránsito de la Virgen.

Vitsa no es solo uno más de los pueblos con encanto de Zagori, sino, una parada obligatoria para aquellos que desean disfrutar de esta extrordinaria región de Grecia.

No es menos cierto que Grecia cuenta con innumerables atracciones que pueden convertir nuestras vacaciones en experiencias inolvidables. En tal caso, elegir es una tarea difícil pero si deseas tomarte un respiro del ajetreo de las grandes ciudades y tener contacto directo con la naturaleza y las tradiciones de este maravilloso país, pon rumbo a Zagoria y visita alguno de sus pueblos más exuberantes.