En la actualidad son muchos los países que tienen acuerdos de exención de visado con los estados que forman parte del Espacio Schengen. Esto brinda, entre otras facilidades, la posibilidad de que sus ciudadanos no necesiten visa para ingresar en su territorio por un período máximo de 90 días consecutivos.

Sin embargo, quienes no pertenezcan a este grupo, sí requieren un visado Schengen para acceder a esa región europea. Para obtenerlo, deberán llevar a cabo un procedimiento donde uno de los pasos más importantes es completar el formulario de visa europea requerido por embajadas y consulados de los países a visitar. Si te encuentras en esta situación y precisas información al respecto, te invitamos a continuar leyendo nuestro artículo. En él encontrarás todo lo que necesitas saber.

¿Cómo saber si necesitas o no un visado Schengen?

Antes de continuar, recomendamos que te asegures de necesitar este tipo de visado. Deberás investigar si tu país se encuentra en la lista elaborada por la Unión Europea de aquellos que no necesitan tramitar visado.

Obtención de cita

Una vez que tengas claro que necesitas el visado Schengen, lo próximo será obtener una cita para realizar la solicitud en el consulado del país que desees visitar. Por lo general, cada institución de este tipo cuenta con los medios para tramitar las citas de manera online. Puedes revisar su página web e informarte al respecto.

Formulario de solicitud de visa europea

El formulario de solicitud de visa europea es una planilla que los interesados en obtener esta autorización deberán completar con sus datos personales y aquellos relacionados con el viaje.

En la primera página irán datos como nombre, apellidos, sexo, nacionalidad actual, dirección y teléfono particular así como también fecha y país de nacimiento. Además, deberás agregar tipo y número de documento de viaje, estado civil, correo electrónico personal y profesión si te encuentras activo laboralmente en el momento de tu solicitud.

De igual modo, en la primera página irá pegada una foto personal actualizada de tipo visa. La misma deberá estar en buenas condiciones, ser a color y con fondo preferentemente blanco.

En la segunda página del formulario expondrás los motivos de tu viaje, duración prevista de la estancia, estado por el que ingresarás al espacio Schengen y la cantidad de entradas que deseas.

Asimismo, te será requerido añadir si has obtenido este tipo de visado anteriormente (3 años) y si te han tomado impresiones dactilares previamente para solicitudes de este tipo.

También tendrás que especificar las fechas de entrada y salida previstas del Espacio Schengen y los datos del lugar donde te hospedarás durante tu estancia.

En la tercera página del formulario pasarás a explicar cómo cubrirás tus gastos de viaje. Si fueras familiar de algún ciudadano de la UE, del EEE o de la Confederación Suiza, también tendrías que aportar sus datos personales.

En la cuarta y última página de la planilla de solicitud procederás a agregar el lugar y la hora donde realizaste la solicitud y tu firma.

Documentos necesarios para la solicitud

Además del formulario de solicitud de visa europea, los interesados en la misma tendrán que aportar una serie de documentos que, junto con su planilla, son requeridos durante el proceso de tramitación.

– Pasaporte o documento de viaje: A la cita tendrás que llevar tu pasaporte. Ten en cuenta que debe estar actualizado y con una vigencia mínima de seis meses posteriores a la fecha de salida prevista del Espacio Schengen.

– Reserva de vuelo: También deberás aportar una copia de las reservas de vuelo previstas para el viaje que deseas realizar.

– Documento de identidad: En este caso nos referimos a la tarjeta de identidad que certifique que eres ciudadano o residente legal del país de origen.

– Documentos que acrediten el motivo de tu estancia:

  1. Turismo: Copias de reservas de hotel donde te hospedarás durante tu estancia. Las mismas deberán contar con el nombre del lugar, su teléfono y dirección. En caso de quedarte en un apartamento, tendrás que presentar un contrato de alquiler.
  2. Visita a familiares o amigos: En tal caso, es necesario que sean ellos quienes gestionen una carta de invitación.
  3. Negocios: Al igual que los viajes por motivos turísticos, en el caso de los negocios los solicitantes tendrán que aportar reservas de alojamiento. De igual modo, puedes presentar una carta de invitación expedida por la empresa en el país visitante. Asimismo, podrán requerirte un documento de tu empleador donde especifique tu cargo, motivo del viaje, responsable de tus gastos y detalles del lugar donde te hospedarás.
  4. Estudios: Para un viaje por estudios es necesario entregar escritos de la institución donde se llevará a cabo el curso en la cual deben ser expuestos detalles del mismo, así como el tiempo de duración.
  5. Salud: Al tratarse de un viaje por este motivo, el solicitante tendrá que llevar a la cita el diagnóstico dado por el especialista que lo atiende y además, exponer las razones por las que se justifica el viaje.
  6. Actividades artísticas, científicas, deportivas, culturales, religiosas, etc.: Es este caso será requerida una carta de la institución que invita donde explique el objetivo del viaje y tiempo de estancia.

– Seguro médico: Es muy importante que antes de realizar tu solicitud obtengas un seguro médico de viaje. Te recomendamos que contrates un seguro médico internacional, válido en Europa. Que además, cubra todos los gastos de repatriación por razones médicas, atención de urgencia o fallecimiento durante el período de estancia. El mismo debe contar con una cobertura mínima de 30 000 euros. Y, como es de suponer, debe estar identificado con tus datos y la fecha de tu viaje.

– Pruebas de solvencia económica: Al tramitar tu visado también necesitarás presentar pruebas de que cuentas con los medios económicos suficientes para cubrir los gastos de tu estancia y retorno. En este caso nos referimos a cheques certificados, de viaje o bancarios, cuentas en el extranjero, cuentas bancarias, etc.

Para terminar nos gustaría ofrecerte algunos consejos que pueden resultar muy útiles:

– Acude de manera puntual el día de la cita.

– Investiga sobre el idioma en el que el consulado requiere que entregues la documentación para llevar a cabo el trámite.

– No olvides efectuar el pago de la tasa consular y de los servicios correspondientes al trámite. Recuerda guardar el comprobante de este pago ya que puedes necesitarlo posteriormente.

– Recuerda aportar de forma clara toda la información requerida.