Al planificar nuestras vacaciones nos gusta tener la seguridad de que al lugar donde viajemos, disfrutar cada segundo de nuestra estancia sea una garantía. Es por eso que muchas veces preferimos poner rumbo hacia países o ciudades donde tengamos muchas opciones para escoger. Es España uno de los países de Europa que cumple con los requisitos antes mencionados, ya que cuando de vacaciones se trata las ofertas son incontables. Si te sientes motivado por descubrir las maravillas que guarda esta nación pero no tienes decidido qué ciudades visitar, te recomendamos que continúes leyendo nuestro artículo para que descubras cuáles son las que no te puedes perder.

Madrid:

Como capital de España, Madrid es el punto de referencia para todos los que organizan sus vacaciones en el país ibérico. Es una de las ciudades que más turismo recibe, por lo que puedes dar por seguro que ofertas para divertirte no faltarán.

Historia, cultura, deporte, gastronomía, Madrid lo tiene todo, y sin temor a equivocarnos, podemos afirmar que para recorrer cada una de sus atracciones necesitaríamos como mínimo un mes. Como sabemos que no siempre disponemos de todo ese tiempo para dedicárselo a las vacaciones, te recomendamos los lugares que no deberías dejar de conocer. Uno de los imprescindibles es la Plaza Mayor, reconocida como una de las más bellas y antiguas del continente europeo. Al tener una posición muy céntrica dentro de la ciudad, desde ella puede accederse fácilmente a la Puerta del Sol y de la calle Mayor, dos sitios más que no te puedes perder.

Otra de nuestras recomendaciones si visitas Madrid es que, con el objetivo de ahorrar tiempo, disfrutes de los recorridos en buses panorámicos que llevan a los turistas por los sitios más emblemáticos pero si dispones de más de 24 horas en la capital española déjate atrapar por el encanto de andar sus calles.

Barcelona:

Otra de las ciudades más importantes y bellas de España es, sin duda alguna, Barcelona. Su ambiente impregnado de historia, arte y tradición cautivan a todo el que decide poner sus pies sobre este territorio.

Barcelona ha sido catalogada en incontables ocasiones como la ciudad más cosmopolita de España. No obstante, en ella se encuentran gran parte de los monumentos más emblemáticos que aún conserva esta nación. Muestra de ello son el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, el Palacio de la Música Catalana o el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo, todos declarados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Además de lo mencionado con anterioridad, Barcelona se distingue por su fuerte movimiento cultural destacándose las artes visuales, movimiento que se ve apoyado por la presencia de numerosos museos y galerías donde se exponen obras de artistas locales noveles y reconocidos.

La gastronomía también forma parte de sus principales atractivos ya que se precian de contar con los mejores mariscos del Mediterráneo y de tener a los mejores chef del país.

Como recomendación especial te animamos a que disfrutes con calma de un paseo por La Rambla. Se trata de uno de los puntos más visitados de la ciudad situado entre la Plaza de Cataluña y el puerto antiguo. Es un lugar muy pintoresco lleno de kioscos, artistas callejeros, cafeterías y restaurantes.

Sevilla:

Con uno de los cascos antiguos más grandes de todo el país, Sevilla se nos presenta como ciudad idónea para conocer la historia de esta maravillosa nación. En un recorrido por el mismo es posible apreciar monumentos que también son parte indispensable del patrimonio español y que cuentan con más de cinco siglos de antigüedad. Entre ellos podemos destacar la Catedral de Sevilla, el Real Alcázar de Sevilla o la Giralda.

Es esta ciudad sede de uno de los eventos culturales que más personas atrae: La Feria de Sevilla. Esta celebración cuenta con más de cien años de tradición y aunque comenzó siendo una feria cuyo objetivo era comercializar reses, hoy en día es una oportunidad excelente para festejar y agasajar las tradiciones sevillanas.

Algo que no podemos dejar de mencionar y que forma parte indispensable del encanto de esta ciudad es el calor de su gente, mostrándose siempre amables y hospitalarios con las personas que llegan a disfrutar de su tierra.

Palma de Mallorca:

Palma de Mallorca es considerado uno de los cinco destinos turísticos más visitados de España. Gracias a su envidiable clima, que permite disfrutar durante casi todo el año de las bondades de la naturaleza, esta ciudad es la preferida por quienes prefieren pasar sus vacaciones cerca del mar.

De igual modo, Palma de Mallorca también guarda otras atracciones que son tan encantadoras como sus playas. En este caso nos referimos a sus construcciones emblemáticas como la Catedral de Palma, el Palacio Real de La Almudaina o el Castillo de Bellver. Al recorrer cada una de ellas el visitante tiene la oportunidad de adentrarse en la historia de esta hermosa región y conocer sus detalles más interesantes.

No queremos terminar de describir las bondades de este maravilloso lugar sin mencionar su deliciosa gastronomía, donde el sabor a mar viene protagonizado con los productos más frescos y las elaboraciones más delicadas de la mano de expertos que combinan la tradición con elementos de novedosa tecnología.