Como es conocido, uno de los medios de transporte más seguro son los aviones. Sin embargo, existen muchas personas a las que los viajes de este tipo les generan ciertos temores y dudas. En estos casos es muy útil informarse sobre qué acciones tomar para sentirnos más cómodos durante el tiempo que dure el viaje y sobre todo, que nos aporten más seguridad.

Aunque pueda parecer contradictorio, debemos señalar que los viajes comienzan desde que los planificamos.

Para llevar a cabo nuestro cometido, antes de sentarnos a disfrutar del vuelo es necesario tener en cuenta algunos detalles para su óptima realización. Es por ello que nos gustaría comenzar brindándote consejos al respecto.

 – Escoger la aerolínea idónea para viajar
Nuestra primera recomendación va dirigida a la selección de la aerolínea para realizar tu viaje. En este caso es importante tener en cuenta varios factores. Entre ellos queremos destacar las opiniones de los clientes sobre sus servicios, los precios existentes y las políticas de viaje que ofrece.
Es fundamental valorar las ofertas según nuestras necesidades y gustos. En este sentido nos referimos a que podemos encontrar criterios que no coincidan con lo que para nosotros es realmente significativo.

 – Revisar las condiciones de viaje
Una vez seleccionada la aerolínea, no podemos olvidar estudiar detalladamente sus políticas de viaje. Es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta durante la preparación del mismo, ya que al estar todo en orden evitarás contratiempos en el aeropuerto.

 – Llevar en tu equipaje de mano los documentos más importantes
Para realizar cualquier tipo de viaje es recomendable llevar en el equipaje de mano los documentos más importantes. De esta forma podrás acceder a ellos cómodamente y agilizarás tu paso por los controles de seguridad.

 – Llegar con tiempo suficiente al aeropuerto
Es esencial tener claro, antes de viajar, con qué tiempo de antelación debemos estar en el aeropuerto. Podemos decir que cada aerolínea tiene sus propias reglas al respecto. De modo general, se establecen 3 horas cuando se trata de un vuelo internacional y 2 horas cuando hablamos de vuelos nacionales. Repetimos, este tiempo puede variar y aconsejamos tenerlo en cuenta a la hora de preparar el viaje.
Asimismo, recomendamos valorar el tiempo que puede tomarnos llegar hasta el aeropuerto. Dependiendo de la ciudad y la hora, las condiciones del tráfico pueden suponer un retraso que debemos contemplar.

 – Ubicar la puerta acceso asignada al vuelo
Como comentamos con anterioridad, una buena práctica es llegar al aeropuerto con el tiempo previo al vuelo establecido por la aerolínea. Al hacerlo, los pasajeros podrán realizar todos los trámites cómodamente y tendrán oportunidad de ubicar su puerta de embarque con tranquilidad. Para asesorarnos existen los paneles o monitores informativos dispuestos en las salas de espera del aeropuerto.
Una vez en el área de embarque solo quedará esperar el momento de abordar el avión. Debes tener en cuenta que por lo general, al llamar para subir al avión, lo hacen por orden de asientos. En primer lugar llaman a quienes viajarán en primera clase o Business y luego a quienes volarán en los asientos de atrás hacia delante. De este modo se evita que los pasillos del avión se obstruyan con personas ubicando su equipaje.
Durante el vuelo también puedes tener en cuenta algunos consejos para que te resulte más agradable. Seguidamente mencionamos recomendaciones que te ayudarán:

 – Identificar tu sitio y las áreas de uso común
Al subir al avión te corresponderá acceder a tu asiento y es muy conveniente que esta acción la realices sin distracciones para no causar molestias a los demás pasajeros.
Muchas veces, al hacer el Check-In, tienes la oportunidad de escoger el asiento que ocuparás. En este caso, los más solicitados son los ubicados al lado de la ventana. Entre las razones para explicar esta preferencia encontramos que, cuando se trata de un vuelo largo, estos asientos pueden resultar más ¨cómodos¨ al brindar la posibilidad de recostarse sin molestar a la persona que viaje al lado. Por supuesto, también debemos mencionar que son los ideales para observar a través de la ventana.
Sin embrago, si te gusta moverte con frecuencia o necesitas utilizar el baño asiduamente, lo recomendable será escoger una ubicación de pasillo. Esta selección también te permitirá estirar las piernas con comodidad.
En cuanto a la elección de tu asiento podemos darte más recomendaciones. Por ejemplo, trata de no seleccionar alguno ubicado cerca de los baños o del área de preparación de los alimentos. De esta forma evitarás las molestias ocasionadas por el tráfico de pasajeros.
También podemos aconsejarte escoger alguno de los asientos ubicados cerca de las alas del avión. De este modo notarás menos turbulencias.

 – Utilizar ropa cómoda durante el vuelo
Un aspecto al que muchas veces no le prestamos la atención necesaria es el de la ropa de viaje. En especial si se trata de un viaje de larga duración, lo más recomendado es escoger prendas cómodas, fundamentalmente que no nos queden ajustadas. Respecto al calzado, aconsejamos lo mismo. Zapatos de una altura adecuada y que sean flexibles serán los idóneos.

 – Mantener tu teléfono en modo de vuelo
Otra de nuestras recomendaciones para viajar en avión es mantener en ¨Modo de Vuelo¨ los celulares durante el momento de despegue y aterrizaje. De no hacerlo, los Smartphones pueden provocar molestias a pilotos y controladores de tráfico aéreo.

 – Si se trata de un viaje largo, crear las condiciones para inducir el sueño
Cuando realizamos un viaje de larga duración, nuestro pensamiento se enfoca muchas veces en tratar de dormir la mayor parte del tiempo. En la actualidad hay numerosos estudios que afirman que precisamente esta actitud es la que impide conciliar el sueño. Aconsejan crear distracciones como ver alguna película o escuchar música para entretenernos y que el sueño llegue por sí solo.
Beber una o dos copas de vino luego de una comida también ayuda a conciliar el sueño. En este caso debes tener cuidado de no excederte con el alcohol. Para quienes no consumen bebidas alcohólicas o prefieran otros métodos, recomendamos el uso de almohadas, auriculares con cancelación de sonido y antifaces para los ojos.

 – Bebe mucha agua
Es importante durante los vuelos, sobre todo si se trata de un viaje largo, ingerir bastante agua o líquidos en general. Si te causa angustia incomodar a tu compañero de viaje levantándote para ir al baño, piensa que será peor sufrir alguna molestia de salud por no hidratarte como corresponde. Aconsejan en estos casos tomar como mínimo medio litro de agua cada tres horas.
Viajar en avión puede constituir una experiencia placentera si sigues nuestros consejos. Al tener los tips adecuados, descubrirás que podrás manejar el estrés causado por estos tipos de viajes fácilmente.