Esta hermosa región italiana se ha convertido en uno de los destinos turísticos más visitados del país. Se debe en gran medida a que Sicilia nos ofrece impresionantes paisajes naturales con playas paradisíacas y zonas protegidas donde disfrutar de la naturaleza a plenitud. Además cuenta  con ciudades que han sido testigo de nuestra evolución y que nos han heredado, a través de sus monumentos, valiosos tesoros patrimoniales.

Si continúas leyendo el artículo encontrarás razones más que suficientes para que programes tus próximas vacaciones en este maravilloso lugar.

Descubrir la ciudad de Palermo:

Al recorrer las calles de Palermo es prácticamente imposible no sentirse partícipe de su emocionante historia. Esta ciudad que fue fundada en el siglo VIII a. C, aún conserva en cada rincón las huellas dejadas por las civilizaciones que la habitaron desde sus primeros tiempos.

¡Envíe su solicitud hoy y obtenga su autorización ETIAS por correo electrónico

Fue bautizada como la capital de Sicilia y es también una de sus ciudades más pobladas. Aunque en el transcurso del tiempo Palermo ha pasado por momentos de verdadero esplendor y por otros de decadencia, es un centro de gran interés turístico para quienes gustan de viajar al pasado descubriendo antiguas ciudades.

Su historia comienza en siglos tan remotos que no será difícil apreciar en sus edificios patrimoniales influencias de distintos movimientos artísticos así como representativos de diferentes culturas.

En este caso te recomiendo la visita a los monumentos más emblemáticos:

  • La iglesia de San Juan de los Eremitas:

Se muestra como una de las primeras iglesias occidentales donde se reflejan las influencias árabes y bizantinas. Como característica más distintiva se pueden apreciar sus cúpulas rojas, heredadas de la cultura  árabe evidenciando la presencia de musulmanes en la isla, así como también es característico de esta edificación su campanario de estilo gótico.

  • El Palacio Normando de Palermo:

Aunque debido al paso del tiempo este sitio ha sido reconstruido y modificado reflejando las tendencias de cada época y dueño, aun en su arquitectura es posible apreciar algunas zonas donde se conservan elementos pertenecientes al momento de su construcción en el siglo XII.

  • La Catedral de Palermo:

Es otro de los monumentos de la ciudad de obligada visita si quieres adentrarte en su historia. Esta iglesia es una muestra de la riqueza en los tiempos de esplendor de Palermo. En su interior alberga verdaderos tesoros que conforman el decorado de sus capillas, la del Sacramento y la de Santa Rosalía.

Las más hermosas playas:

Sicilia es también el hogar de un conjunto de impresionantes playas dignas de la admiración del mundo entero. Aunque no son las más populares del Mediterráneo, estas no tienen nada que envidiar a las más famosas.

En ellas puedes encontrar gran variedad, desde las provistas con todos los servicios hasta las casi vírgenes donde los visitantes pueden entregarse por completo al contacto directo con la naturaleza alejados de la civilización.

Algunas de las más aclamadas son la Playa de Mondello, Playa Calamosche y las playas de Taormina, en especial Isola Bella.

  • Playa de Mondello:

Esta maravillosa playa se encuentra a solo 13 kilómetros de la ciudad de Palermo. El acceso a ella desde la ciudad no es complicado,  tanto si lo haces en tu auto como si decides tomar un autobús para llegar.

La poca distancia que la separa de Palermo la convierte en un lugar muy visitado y por tanto en ella podrás encontrar los servicios necesarios para tener una jornada con todas las comodidades a tu alcance

Es una excelente representación de las playas del Mediterráneo. Su color turquesa, su fina arena y el ambiente natural que la rodea ofrecen un paisaje de impresionante belleza.

  • Playa Calamosche:

Ubicada en la reserva natural de Vendicari, esta playa se presenta como una de las más hermosas de la región. Si lo que buscas es un lugar apartado y tranquilo donde alejarte por un rato del ajetreo de la ciudad sin dudas es aquí donde lo encontrarás.

Se halla rodeada de formaciones rocosas que la mantienen abrigada de las corrientes y por tanto facilitan que sus aguas se mantengan tranquilas. Además este lugar es objetivo de aquellos que gustan de practicar buceo o snorkeling ya que alberga una variada fauna marina.

Para llegar hasta ella hay que recorrer un sendero desde donde está el parking hasta la zona de arena y este tiene una longitud que abarca alrededor de 1 kilómetro, pero vale el esfuerzo al verte recompensado con tan encantador lugar.

 

  • Playas de Taormina:

En Taormina  podrás encontrar playas paradisíacas donde disfrutar a plenitud  los encantos del mar.

Marque aquí si es elegible para ETIAS.

Debido a la ubicación de esta ciudad en lo alto de un monte, sus playas están dotadas de singular belleza convirtiéndolas en lugares únicos.

Una de las que más aclamadas de la región es Isola Bella. En ella encontrarás una playa prácticamente virgen que brinda un paisaje espectacular protagonizado por su naturaleza casi salvaje y los hermosos colores turquesa del mar. Además uno de sus aspectos más distintivos es el islote que se ubica dentro de sus aguas que despierta gran interés entre los visitantes.

Recorrer las Islas Égadas:

Sin duda alguna descubrir las Islas Égadas es una de las visitas obligatorias si viajas a Sicilia ya que en este caso estamos hablando de uno de los lugares más bellos del Mediterráneo.

Se trata de un archipiélago compuesto por las islas Favignana, Levanzo y Marettimo, ubicadas muy cerca de la ciudad de Trapani. Es posible llegar hasta cualquiera de ellas haciendo un recorrido en un ferry que sale desde el puerto de Trapani o reservando una excursión en alguna de las agencias que radican en la ciudad.

Estas maravillosas islas  también albergan magníficas playas de las que puedes disfrutar relajándote en la orilla o buceando en sus profundidades.

Además, recorrer el casco histórico de Favignana  también representa una actividad realmente interesante. Encontrarás un lugar  muy pintoresco donde radican varios centros de gran atracción turística como museos, iglesias y palacios de elevado valor patrimonial. Igualmente te aconsejo que no pierdas la oportunidad de degustar las especialidades locales en sus restaurantes o bares.

Visitar el Valle de los Templos:

Otro de los lugares de mayor interés turístico de Sicilia es el Valle de los Templos. Alberga un conjunto de templos griegos cuya construcción se remonta al siglo 580 a. C y son considerados los más antiguos y mejor conservados fuera de Grecia.

En total suman 7 monumentos de los cuales el Templo de la Concordia es el que se encuentra en mejor estado de preservación. Debe su nombre al hallazgo en sus alrededores de una inscripción en latín de la palabra ¨concordia¨. Es, además, uno de los construidos con mayor precisión y mejor representante de la arquitectura dórica.

Pertenece a la zona arqueológica de Agrigento, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y que además abarca lugares de la ciudad donde también se han hecho importantes descubrimientos.

Vea también: 5 paisajes maravillosos de Islandia que te dejarán con la boca abierta.

Como has podido apreciar, Sicilia nos ofrece: la emoción de descubrir leyendas de nuestros antepasados, la posibilidad de apreciar de cerca  el desarrollo cultural de civilizaciones antiguas y el placer de poder disfrutar de las bondades de la naturaleza en un entorno de incomparable belleza.